wc_art ** // un peux de tout :::::::::::::

un poco de todo.. que puedo decir..

viernes, julio 07, 2006

mi abuela carmen



carmelillacarmelilla, mi abuela por parte de mi aita era tremenda. Ella era andaluza nació en Nerja, se casó con mi abuelo que era de Pampaneira (y sino, era de Capileira) en Granada, en un pueblito precioso, donde las calles son blancas y hay alfombras de mil colores en venta por todas partes. Donde se comen "papas a lo pobre" y se comen migas, y todo buenísimo...
Mi abuela vino a Euskadi cuando enviudó. Solíamos ir a comer a su casa algunos sábados mi hermana, mi primo Arkaitz y yo. Y mientras mi hermana y mi primo preparaban una "obra de teatro" para luego enseñarmela a mi, yo miraba como mi abuela cocinaba y nos hacía de comer, mientras yo de una en una y de dos en dos me comía las aceitunas rellenas de anchoa que ponía en un platito ornamentado con floripondios de todos los colores. y así hasta la hora de comer las aceitunas rellenas de anchoa eran comidas por mis pequeños dedos, que entre el hambre y un poco de aburrimiento me iba comiendo...
El menú de la post-guerra de mi abuela era tremendo, después de aquello no te quedaban ganas ni de ver la tele, ni de salir, ni si quiera de jugar a la "perejila" (un juego de cartas) en el que incluso haciendo trampas no me apetecía jugar. (eran muchas pesetillas las que nos jugábamos)
Éste era el menú de mi abuela:
1.- aceitunas rellenas de anchoa (para ir haciendo hambre...)
2.- champiñones en salsa con jamón serrano
3.- croquetas de jamón serrano
4.- sopa de fideos
5.- filete con patatas
6.- yogur sabor fresa (no trozos, que antes no nos gustaban nada!) y sino natillas danone...
FIN DE LA COMIDA-....
Cómo no, en casa de la abuela en el armarito secreto junto a la lámpara de pie habían siempre siempre siempre patatas sabor jamón de ruffles, y el típico surtido cuétara.... que muchas veces solían estar secos por alguna visita que habría tenido...
La verdad es que comer en casa de la abuela era algo tremendo... (uff!) toda esa comida y además acompañado del típico "...apura el pan niña!!" como si después de comer se acabara la comida para siempre y aquella fuera la última comida que hubieramos disfrutado...
Los recuerdos son algo maravilloso, como el olor a pan... que te lo imaginas y te hace la tripa cosquillitas... cuando luego el pan no es tan rico como su propio olor... Solíamos dormir en casa de la abuela alguna vez, y dormíamos en camas de 90 o incluso diría de 80, yo dormía con la abuela, y era flipante oir que después de quitarse la dentadura, yo que dormía con ella la escuchaba rezar cada noche... qué fé!
al día siguiente nos solía hacer churros acompañado de un cola cao ardiente y ultra azucarado, y si no había churros pues tostadas con mantequilla o algo así.
La verdad es que tener abuelos es una de las cosas más bonitas en mi vida. Junto a mi abuela por parte de mi aita, también conocí a mi aitona por parte de la ama, al attona le dedicaré también otro post, porque fué una de las personas más especiales en mi vida.
Curiosamente mi abuela murió el 12 de noviembre, día de mi cumpleaños, cuando yo estaba camino a Roma para pasar 10 días cuando fuimos con Kunsthal.
Hay que aprovechar al máximo de estar con la gente, de decirle a los que te rodean, o por lo menos de demostrarles que les quieres, en cualquier momento la vida te deja anonadado con las cosas. la vida es fugaz... suena topicazo, pero hay que aprovechar a estar con los que uno más quiere...

4 Comments:

Blogger LULA said...

que bonito y que triste, mi abuela se murió este curso y es lo peor del mundo las abuelas son la alegría de la casa, aun me queda 1 pero muy mayor ya, casi ni te conoce, mi abuela cocinaba huevos bañados en aceite y torrijas y en su casa siempre había una hogaza de pan de 5 kilos...vivía en una casa que para ir al baño tenías que salir, con las nevadas y con el frio, su casa era pequena pequena y el parte era sagrado, ni hablar ni respirar sólo escuchar atentamente lo que pasaba en el mundo que tarde o temprano nos parsaría a nosotros, mi abuela se llamaba Carmen

lunes, 10 de julio de 2006, 11:49:00 CEST  
Blogger wc_art * said...

carmen, las abuelas...
la verdad es que la figura del abuela/o es muy muy especial.

martes, 11 de julio de 2006, 21:22:00 CEST  
Blogger Carlos Rioja said...

Mi abuela mantiene unida a la familia y me inspira para disfrutar de la vida, que al fin y al cabo son esas cosas pequeñas, esas comidas, esos ratos sentados al fresco... estoy muy de acuerdo, el mundo sin abuelos es muchísimo peor. Echo muchísimo de menos a mi abuelo Juan y sé que echaré muchísimo de menos a mi abuela Isi. Me han transmitido paz, saber estar, templanza, honradez; y una clase de belleza que sólo pueden dar los años.

miércoles, 12 de julio de 2006, 0:16:00 CEST  
Blogger wc_art * said...

mi abuelo por parte de mi ama también se llamaba Juan!! ;-)

miércoles, 12 de julio de 2006, 13:18:00 CEST  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Send Me A Message